¿Cómo convertirse en urban sketchers? ¡Apunta!

(c) Takayuki Maejima en urbansketchers.org

Takayuki Maejima. Barcelona.

Dibujar ya no es sólo cosa de artistas gracias a los urban sketchers. Quién iba a decir que lo que empezó en Flickr hace 10 años se convertiría en un fenómeno de masas. Quizá los hayas visto en cualquier plaza. Son esas personas apostadas en grupo que, libreta en mano, toman apuntes del natural. Todo les vale: lápices, plumas, tintas o acuarelas. Son dibujantes urbanos. Se citan a través de convocatorias en las redes sociales. Suben las imágenes de sus trabajos a un blog compartido y a un grupo de Facebook después de cada encuentro. Su lema es “mostrar el mundo, dibujo a dibujo”.

Cómo convertirse en urban sketchers - Flickr

Ha tenido que pasar más de un siglo para que dibujar se convierta en un pasatiempo al alcance de cualquiera. Tomar apuntes del natural era el recurso que artistas y científicos utilizaban para elaborar bocetos en sus gabinetes y describir detalles de la naturaleza. Pero los impresionistas fueron los primeros en reclamar el plenairismo como parte de su movimiento y en sacar sus caballetes al aire libre para plasmar la luz. En las ciudades, los pintores salían con sus cuadernos, incluso de noche, para entrenar la mano. Buscaban captar el movimiento de las figuras y hacer retratos improvisados de sus compañeros de mesa. Para ellos, además, era una forma de ganar unas monedas que les permitirían pagarse alguna copa o hacer trueques para comprar algo de comida y, con suerte, hasta pagar el alquiler.

Esos bosquejos y dibujos muestran parte de la realidad social de la Francia de la segunda mitad del XIX. Muchos de ellos son retratos costumbristas de la época, incluso críticas políticas como las de Honoré Daumier. En cambio, los apuntes de los urban sketchers de nuestro siglo XXI no son reivindicativos. Ni siquiera reclaman el derecho al uso del espacio público. Aunque últimamente parece que algo está cambiando.

Cómo convertirse en urban sketchers --Cathy McAuliffe -- San Francisco_march-pink-city-hall-

Cathy McAuliffe. San Francisco (EE UU).

​Los urban sketchers comparten una afición offline y online, la tecnología es para ellos solo instrumento para comunicarse, fijar puntos de encuentro, compartir y mapear sus dibujos. Su objetivo tiene mucho más en común con el género de los diarios y cuadernos de viajes, tan de moda en el siglo XIX. O como en el cuento de Silvia y Bruno de Lewis Carroll. Quién sabe. Con el tiempo, tal vez logren crear un mapa a escala 1:1, dibujo a dibujo.

Cómo convertirse en urban sketchers -Víctor AKA Swasky Plaça Catalunya

Víctor AKA Swasky. Plaça Catalunya, Barcelona.

La comunidad USk es una suerte de Internacional de dibujantes “domingueros” que siguen los parámetros de un flashmob. Una vez al año organizan un simposio para encontrarse. En 2017, la cita es en Chicago entre el 26 y 29 de julio. Si te queda muy lejos, también puedes buscar por tu ciudad. Seguro que existe un grupo de urbansketchers cerca de ti. En Barcelona, el último encuentro fue el 12 de febrero en Casa Ametller. Además, cada tres meses, tiene lugar un sketchcrawl, una salida simultánea en más de 100 ciudades del mundo para dibujar juntos. Algo parecido a los instameet que estamos acostumbrados a ver por IG. Mientras tanto, si no quieres perderles la pista, puedes consultar los diferentes grupos de Facebook o inscribirte en alguno de los cursos con motivo del 10 aniversario del USk. ¿Has tomado nota?

Creativa Barcelona, los manitas son los nuevos crafties

Para los que nos dedicamos a la comunicación, la mejor forma de desconectar es dejar las pantallas a un lado y disfrutar de buena compañía. Aunque sea un tópico, funciona. Ha funcionado siempre, igual que eso antes llamábamos manualidades. Lo volvimos a comprobar en la última edición de la feria Creativa Barcelona.

 

Cartel Creativa Barcelona - Creativa Barcelona, los manitas son los nuevos crafties

Las manualidades se han convertido en DIY. Los apaños y arreglos caseros ha pasado a ser una bricomanía. Después del reciclaje, llegó el upcycling y, más tarde, el refashion como práctica habitual. Para pintar, utilizamos spray. Creamos álbumes de fotos con scrap. Hemos vuelto a escribir tarjetas con nuestra mejor caligrafía a base de monográficos. Y nos encanta tejer, aunque utilicemos lanas de nuevas fibras.

Creativa Barcelona

Por muchos nombres o materiales nuevos que usemos, sea cual sea el pasatiempo del momento, seguimos haciendo cosas con las manos como antes. Nuestras abuelas se hacían la ropa ellas mismas, le daban la vuelta al abrigo viejo, reciclaban botones, retales y actualizaban prendas pasadas de moda. Refashion, total. Nuestros abuelos tallaban pequeños objetos de madera, algunos incluso tenían huertos, antes de que popularizase la palabra ecología, y nunca olvidaban dar una capa de barniz a los muebles en verano. Las tarjetas de Navidad y cumpleaños tampoco podían faltar y siempre llegaban a tiempo.

Creativa Barcelona

Con el paso de los años, lo que eran tareas domésticas, parte de la cultura del ahorro, se volvieron hobbies en nuestras horas libres. Hoy día parece que vamos aún más allá: nuestras aficiones nos definen. Somos crafties y practicamos el handmade. La creatividad también se ha convertido en un estilo de vida. Incluso existen teorías sobre los beneficios terapéuticos que nos aporta.

Creativa Barcelona

Todo evoluciona para que nada cambie. Eso es lo que volvimos a ver en Creativa, que ha llegado a su edición número 10. Quizá la característica diferencial de esta feria sea reunir visitantes con una franja de edad muy amplia. En la Farga, vimos a esas personas muy diferentes con sus bolsas de materiales a cuestas pensando en su próximo proyecto.

Además, coincidimos con algunos clientes de esos que se han convertido en amigos o ambos que han llegado a ser clientes. Allí, exponían sus obras, daban talleres, tejían en grupo o “desvirtualizaban”, que es cómo le decimos ahora a ponerse cara fuera de las redes. Antes y ahora, seas manitas o crafty, hagas manualidades o practiques el handmade, compartir proyectos es algo que siempre funciona. Comprobado.

Matchbox Art: el mundo en cajas de cerillas

Hay objetos que, con el paso del tiempo, se vuelven obsoletos y están condenados a cambiar de uso. Muestra de ello son las cabinas telefónicas convertidas en bibliotecas, las velas perfumadas o las lámparas hechas con botellas de sifón. Cuando parecía que los mecheros iban a ganar la partida a las cajas de cerillas, artistas y diseñadores decidieron recuperar las fosforeras, crear mundos nuevos y transformarlas en arte.

En 1966 Ben Vautier creó la Total Art MatchBox. Una caja de cerillas con un mensaje subversivo destinado a incendiar las instituciones artísticas y a ser autodestruido por el usuario como si fuera una de las notas secretas de Anacleto agente secreto.

Total Art MatchBox de Ben Vautier

Total Art MatchBox de Ben Vautier

Paradójicamente, casi 50 años después, esta obra forma parte de la colección del MoMA y el Matchbox Art es un género más. Los coleccionistas se pirran tanto por los estuches originales como por los dioramas hechos con cajas de cerillas recuperadas.

Joseph Martinez ha aprovechado la oportunidad para llamar la atención y denunciar una problemática social. Utiliza las cajitas como refugios para sus pequeñas pinturas al óleo de indigentes durmiendo al raso. 

Caja de cerillas de Joseph Martínez

Caja de cerillas de Joseph Martínez

Otros artistas han encontrado en las cajas de cerillas el contenedor perfecto para sus dioramas. Es el caso ILaBoom y sus pequeños mundos mágicos de poesía visual.

Diorama de ILaBoom

Diorama de ILaBoom

Los ilustradores también se han inspirado en estas reliquias. Mai Ly Degnan ha creado las Matchbox Dolls. Muñecos con cerillas que hacen las veces de piernas, cajas que son cuerpos o lienzos con leyendas y nombres escritos en su exterior.

Matchbox Dolls de Mai Ly Degnan

Matchbox Dolls de Mai Ly Degnan

Freya Hartas ha aprovechado la estructura de los pequeños estuches para construir teatrillos en miniatura y reinterpretar las escenas de la tradicional obra de títeres inglesa “Punch y Judy”.

Punch and Judy de Freya Hartas

Punch and Judy de Freya Hartas

Por extraño que parezca, la autoayuda también ha llegado a las cerilleras. Las Confort Boxes de Kim Welling triunfan en Etsy. Se trata de cajitas ilustradas con mensajes de ánimo. Pequeños amuletos de bolsillo para dar consuelo en días difíciles.

Confort Box de Kim Welling

Confort Box de Kim Welling

Dippylulu ha dado una vuelta de tuerca a la idea con sus Literary Lites. Son pequeños artefactos para la ignición de flatulencias. En caso de apuro, de silencios incómodos si se nos escapa una ventosidad, sólo hay que prender fuego a la caja-libro. La situación embarazosa se extinguirá mientras arde esta particular versión de una obra maestra de la literatura.

Literary Lites de Dippylulu

Literary Lites de Dippylulu

Este recorrido de ideas incendiarias termina con la ciudad jardín de Another Studio. La reproducción de una fosforera contiene todo lo que se necesita para plantar un mini jardín de berros. Se puede ampliar el MatchGarden City Blue con tantas casitas como uno quiera.

MatchCarden City Blue de Another Studio

MatchCarden City Blue de Another Studio

Hay miles de pequeños mundos paralelos ahí afuera. Sólo es cuestión es de buscar y, si no encuentras uno que te guste, siempre puedes crearlo tú mismo. Y, quizá, incluso destruirlo.

Preparando la mochila

En Handmade Press no hemos cerrado por vacaciones. Este verano, las redes han seguido funcionando con un ritmo diferente. Nuestro primer aniversario coincide con el inicio de curso, así que hemos aprovechado agosto para preparar la mochila para septiembre, hemos hecho balance y comenzado a planificar algunos nuevos proyectos. 

Mochila de Irema. Colección otoño invierno 2015

Mochila de Irema. Colección otoño invierno 2015

Como cuando íbamos al cole, estamos repasando nuestra lista de libros imprescindibles. Ahora no los forramos con plástico adhesivo, los marcamos como favoritos, los compramos online y hacemos reseñas. Continuamos con las manualidades, aunque lo hagamos en forma de tutoriales DIY  o a través proyectos editoriales. En lugar de escribir aquellas redacciones, preparamos posts para el blog sobre nuestros temas preferidos… que son muchos.

PREPARANDO LA MOCHILA | TUTORIALES PARA TORPES | HANDMADE PRESS

En nuestra nueva mochila tampoco pueden faltar las libretas. Eso todavía no lo supera ningún dispositivo electrónico. No hay nada que pueda reemplazar el olor del papel ni las hojas en blanco por llenar con nuevas ideas. Nuestras libretas llenas de notas tomadas en reuniones vespertinas, en terrazas entre cañas y risas, con amigas que se convirtieron en clientas y clientas que ahora son amigas. También tenemos nuestros plumieres a punto. Son nuestra perdición. Pronto os contaremos qué tramamos.

A punto de comenzar un nuevo ciclo, nuestras agendas de actividades ya están sincronizadas y marcadas con entregas. Tenemos presentaciones, sorteos, talleres, pop-ups, mercadillos y ferias y campañas hasta 2016. Primera cita, en rojo y subrayada: la Feria de Frankfurt, la cita anual más importante del sector editorial. 

PREPARANDO LA MOCHILA | FERIA DE FRANKFURT 2015 | HANDMADE PRESS

Si echamos la vista atrás, el verano pasado Handmade Press era apenas un proyecto. Existía en nuestra cabeza, en anotaciones de libreta y se asomaba en el logo que creó nuestra amiga Geny Castell

Estudio de logo para Handmade Press por Geny Castell

Estudio de logo para Handmade Press por Geny Castell

Un curso después, aquí estamos disfrutando cada día de nuestro trabajo. Hemos visto nacer y crecer proyectos que no imaginábamos, otros se han quedado en el tintero sin ninguna pena y alguna gloria. Con todos hemos aprendido, así que queremos más: más reuniones, más anotaciones, más historias de comunicación hecha a mano

A punto de empezar septiembre, nuestra mochila está cargada para continuar este viaje handmade, puntuado por emails mañaneros y conversaciones a horas intempestivas. Todo está a punto para continuar cerca de esas clientas amigas y de las que vendrán: para planificar, redactar, corregir, asesorar… para hacer lo que mejor se nos da, comunicar para marcas pequeñas con grandes ideas. 

Para dar buena imagen, aprende de tus horrores

Cada vez más, escribimos rápido y desde diferentes dispositivos: ordenadores, tablets, móviles. Echamos la culpa al maldito autocorrector o a ese autocompletar que va a su boca, bota, bola. Esta claro que nadie se salva de cometer horrores al enviar un whatsapp, un mail, escribir un post. Pero, ¿qué imagen estamos dando? Y, sobre todo, ¿qué imagen queremos dar?

Una vez escrito, enviado, publicado, intentamos corregir. Lo vemos con nuestros propios ojos justo al apretar la tecla de enviar o al entrar en ese post que creíamos megarrevisado. A veces, nos avisa alguien delicadamente. Entonces, buscas una disculpa graciosa en un caso o corriges inmediatamente en el otro. Sin embargo, muchas veces los horrores quedan ahí, negro sobre blanco. En las redes sociales, vemos cada día más y más erratas.

HANDMADE PRESS -- APRENDE DE TUS HORRORES

Están en los posts de los blogs más visitados, en los newsletter mejor diseñados, en las redes sociales más de moda. Algunos son errores ortográficos de Primaria, que tumbarían un informe Pisa o merecerían tener un lugar de honor en La antología del disparate. Otros son modismos y expresiones que ya se han convertido en un idiolecto propio, como el instagrano. No sabemos de dónde han salido, pero están en todas partes. Cada día, leemos más tí (así acentuado) y muchos más “es bien” o “eres amor”. Cada día, nos duelen más los ojos.

No es cuestión de ser puristas. Se trata de intentar escribir bien. Parafraseando un anuncio en Facebook en busca de redactor: “No tiene que ser joven ni dinámico. Tiene que saber escribir.” Eso sí que es expresarse con estilo. ¡Viva la economía de medios! No hace falta ser mayor o carecer de iniciativa para ser capaz de redactar un buen texto. Tampoco se trata de ser alarmistas ni de señalar con el dedo a nadie. Quizás, además de reinvindicar el slowlife, podríamos empezar a practicar el pensar mientras escribimos, poquito a poquito.

Con los medios que tenemos a nuestro alcance, vamos a apostar por la formación continua. Sólo hace falta leer mucho, tomarse un tiempo antes de escribir, programar… Si tenemos dudas, siempre podemos consultar los diccionarios online, usar correctores de idioma, consultar a un traductor o contratar los servicios de un buen copy… Ya lo sabes, para eso estamos. Aunque, sin duda, lo más importante es releer las entradas antes de publicarlas y, sobre todo, aprender de nuestros horrores. Una buena imágen nunca será buena si no es imagen. Continuará…

También corregimos textos-- Handmade Press copywrtiting

 

 

Jugamos contigo #Mijuguetefavorito

Queremos proponerte un juego. Por diversión. Porque mañana se celebra el Día Internacional del Juego y nos encanta jugar. Te animamos a que compartas la imagen de tu juguete preferido con la etiqueta #mijuguetefavorito. En Instagram, en Twitter, en Facebook… dónde y cuándo quieras.

Mijuguetefavorito bicicleta

¿Cómo se juega?

Publica en tu red social preferida la imagen de tu juguete favorito con #mijuguetefavorito como hashtag y reta a un amigo. Si quieres, puedes invitar a tus seguidores a participar. Y, si te va lo internacional, añade como etiqueta #myfavoritetoy.

Puedes subir tantas imágenes como quieras y retar a las personas que te apetezca. Solo se trata de participar y el límite lo pones tú.

¿Todo vale?

Un juguete es un objeto con el que jugamos, nos entretiene, nos da alegría, nos hace soñar y pasar buenos momentos. Ya sabes, cochecitos, muñecos, cacharros…. ¿Algunas ideas? Una foto o un dibujo del juguete favorito de tu infancia. El juguete preferido de tu hijo. Uno que regalaste a tus sobrinos y te entusiasma. Una versión actual de aquella muñeca. Puedes buscar en tu baúl de los recuerdos. Bucear en Internet, en ese caso no te olvides de citar la fuente. O etiquetar como #mijuguetefavorito aquél que siempre pedías a los Reyes y nunca llegó… Puede ser un juguete nuevo, el último grito de los videojuegos, esa figurita de colección que te emociona, algo vintage que has encontrado en un mercadillo o uno que sea handmade by yourself.

Mijuguetefavorito Lego

No vale publicar juguetes eróticos. Quizá también dan alegrías pero aquí jugamos todos. No se trata de incomodar a nadie sino de invitar a participar a padres, hijos, amigos, compañeros de cole o incluso colegas de curro.

Todo esto ¿para qué?

Esto no es un sorteo y tampoco hay premio. Queremos divertirnos, aquí lo importante es participar. El único objetivo es compartir. Crearemos una galería en el blog de Handmade Press con una selección de las mejores fotos. Por supuesto, citando siempre al autor.

Y ¿por qué?

Desde que empezamos el blog, nos dimos cuenta que hay mucha gente que sigue con ganas de jugar. Aunque ahora -como nos comentó Button Maker BCN– lo llamen gamificación y ellos/nosotras -como aprendimos de Sidereal Dimension– seamos kidults. Así que queremos compartir aficiones y las redes son una buena manera.

 

¿Hasta cuándo puedo participar?

Puedes empezar a la de “ya” y no hay plazos para finalizar. Si seguimos encontrando fotos con #mijuguetefavorito dentro de -supongamos- 5 años, abriremos una web dedicada al proyecto para publicar todas las fotos. Pero, por ahora, esto es un juego que acaba de empezar. Casilla de salida, ¡ya!

#mijuguetefavorito, un juego de Handmade Press y Sidereal Dimension

¡A jugar!

 

Handmade Festival, una experiencia DIY

El sábado estuvimos en el Handmade Festival, una cita imprescindible para los aficionados al DIY.

Primera parada: el Atelier, la zona destinada a talleres. Como nos encantan los tutoriales, nos apuntamos a dos workshops de la Rave Craft organizados por 2nd Funniest Thing. Nos estrenamos con uno de Bisutería Statement reciclando plástico. Creamos piezas a partir de elementos como redecillas de mariscos y fornituras de Bisuteria Rosselló. Un lujo de creatividad y de mezcla.

Rebosantes de la energía de ese torbellino que es Marta Barberà, visitamos a Irema. Su stand estaba en la entrada al recinto de la Fira de Montjuic. Verónica acaba de presentar su colección de bolsos de primavera con aires de Japón, que nos encantan. ¿Habéis visto sus colores? Arrasó con sus nuevos patrones Hobo, listos para coser. Así da gusto trabajar en fin de semana.

Bolsos Irema

Bolsos Irema

Sin haberlo planeado, nos encontramos con Laura de Aduo Barcelona, que tampoco se pierde una. Mucho que contarnos y algunas sorpresas #OOAK por el camino: las delicadas piezas de cerámica de Krasznai y un tiovivo que funcionaba impulsado por pedales …

Cosas bonitas y gente maja. ¿Qué más se puede pedir? Un encuentro con Johnny Depp en el CineKnitting organizado por La Galeria de la Casa Sagnier; sobremesa con Eva y Kiara de Lalanalú después de ver Chocolat y, para redondear la experiencia DIY, un taller de Foto transfer. Curiosidades de las redes en que nos movemos, ayer nos enteramos de que compartimos mesa con Sisia and Crafts por Instagram. Es lo que tiene la comunicación hecha a mano 😉

Los 5 mejores juguetes de los 70

Cualquier lista, la de las mejores películas de terror, la de los mejores coches deportivos, el  Top 10 de las mejores jugadas de curling, es tan subjetiva como las listas musicales de los 40 éxitos de la radio o  como los gustos de la persona que la confecciona. Hoy os presento un listado de los 5 mejores juguetes de los 70… bueno, los mejores para mí; vosotros quizás tenéis ahora mismo otros juegos en la cabeza o hasta puede que coincidáis con alguno de los que expone este post; una cosa  si que tienen en común  los juguetes de esa época:  diversión para rato.

Para no hacer un listado top al uso, os los voy a poner desordenados … así no habrá condicionantes ni favoritismos.

Juegos Reunidos Geyper
En todos los hogares siempre había guardado por algún armario una de estas cajas de colores con muchos juegos; otra cosa muy distinta es que estuviera todo dentro  y no desperdigado por los  cajones sin fondo de cualquier estancia de la casa. Los juegos reunidos se empezaron a comercializar a finales de los años 50, imaginaros pues, cuántas generaciones han jugado a la oca, al parchís, a los dados, a la ruleta, las ratas o a las damas chinas.

geyper

 

Las muñecas Barriguitas
Estas simpáticas  y rechonchas  niñas, hace ya unos añitos que han pasado la crisis de los 40, así pues, tienen muchas horas de juego a sus espaldas. Muchísimas niñas las han lavado, peinado y vestido como si de sus propias hijas se tratara; bueno, y muchísimos niños también, no nos engañemos, a la hora del juego, cualquier excusa era buena para pasar el rato, estuvieras jugando en casa con tu Geyperman favorito, o en casa de un amigo , cuya hermana te dejaba – no sin algún recelo-  que jugaras un rato con sus cosas.

BARRIGUITAS

Los Madelman
Cuántas aventuras he pasado junto a estos pequeños muñecos de 18 cm de altura; con ellos he enviado un hombre a Marte, otro al Aconcagua y otro al fondo del océano; y es que ya lo decía el eslogan de la casa: Los Madelman lo pueden todo.

Los primeros  Madelman salieron a las jugueterías en 1968 y parecía que vestían camiseta imperio y en vez de piececitos, los más antiguos  tenían muñones al final de las piernas.

madelman

Cinexin
Qué gran idea hacer que los más peques pudiéramos montarnos en casa nuestras propias sesiones de cine matinal con un proyector de fácil manejo; bueno, ¡de fácil no tenía nada! Los  modelos de  primera generación, que eran de color naranja, tenían  unas bobinas de 8mm que eran endiabladamente complicadas de colocar en el proyector, y rara era la película que llegaba sana y salva al siguiente pase.

Todo se arreglaba con un  pincel, acetona y la paciencia de nuestros padres en reparar la cinta de celuloide. ¿He dicho acetona y pincel?, ¿celuloide? ostras, ¡ya tengo una edad!

Antes  de que los VHS llegaran a algunas casas, muchos tuvimos la suerte de tener un Cinexin a partir de 1971.

CINEXIN

Galeón  pirata de Famobil
Antes de que yo empezara a hacer el ridículo bailando en las discotecas, antes de que el Discman sustituyera al Walkman, y mucho antes de que empezáramos a pedir el Privata y las Wimbledon para nuestro cumpleaños, los Playmobil se llamaban Famobil, vamos, los clicks de toda la vida.

A finales de los 70 salió al mercado lo que yo creo ha sido la joya de la corona de mis regalos de Navidad, el barco pirata; recuerdo caerme literalmente de culo cuando abrí el paquete y vi lo que había dentro. Os cuento un secreto, mi padre todavía lo conserva casi intacto en una de las estanterías de su casa; me imagino que fue  también para él, su joya de la corona de los regalos.

GALEON PIRATA FAMOBIL

En casi todos los anuncios de la época, aunque no se estilara indicarlo todavía, podrían haber dicho  que el valor de este juguete era de menos de 10.000 pesetas; si a día de hoy quisiéramos comprar un modelo en estado original y con caja, el conjunto de los cinco podría superar fácilmente  los 2.000 euros.

Como dato curioso, todos los juguetes de este top 5 de los juguetes de los 70, o bien siguen fabricándose por la misma marca, o bien han sido reeditados en el siglo XXI por jugueteros aventureros como Altaya, Bizak, la tristemente desaparecida Popular de Juguetes o Editorial Salvat.

Un post escrito por Sidereal Dimension

Qué regalar cuando no se sabe qué regalar

Se avecina una ocasión especial para alguien cercano y no sabes qué regalar. No tienes ideas, ni tiempo, ni dinero que gastar. Relax. Este nuevo tutorial para torpes te puede ayudar. Vamos a improvisar un regalo resultón en un pispás. Allá va.

¿Qué necesitas? Solo un trozo de tela, cualquier retal… ¿Alguna camisa vieja que te hayas decidido a tirar? Tijeras, hilo y aguja, un botón, pegamento y un frasco de cristal que ya no uses. ¡Ah! Y algo para rellenar… ¿algodón del botiquín?

Tutorial de costurero

Solamente tienes que recortar la tela en forma circular. Pasa el hilo por el borde de la tela. Estira poco a poco. Rellena el interior con el algodón. Ciérralo, asegurando el hilo con unas puntadas para formar una bola. Cose un botón en la parte superior. Pasa el hilo de arriba abajo para formar una especie de calabaza. Luego, solo tendrás que pegar este alfiletero (sí, sirve para clavar alfileres) en la tapa del tarro. 

Para currarte bien el detallazo, puedes poner algún objeto en el interior. ¿Algún instrumento de costura y así tenemos un costurero completo? Ahora ya tienes qué regalar. Con el valor de haberlo creado con tus manitas, de dar una nueva vida a cosas ya desechadas como una camisa vieja o un frasco de cristal y, además, decorativo y práctico.

costutero8

Geocaching, la búsqueda del tesoro

Handmade Press ya está en geocaching. Será porque, además de comunicar, nos encanta descubrir lugares nuevos. También nos gusta crear lazos con personas que crean, dentro y fuera de las redes. ¿Y qué es eso de Geocaching?

Geocaching es una plataforma virtual para jugar con dispositivos de geolocalización. ¿Suena complicado y algo friki? En realidad, se trata de una “búsqueda del tesoro”. Es una experiencia de juego, una herramienta virtual para viajar de otra manera y conocer rincones que, de otra manera, nos pasarían desapercibidos. Un mapa online, con marcas, pistas y coordenadas en GPS.

El pasado fin de semana estuvimos jugando en Cannes. Lourdes nos invitó a buscar cachés. Son contenedores escondidos en lugares públicos, situados en unas coordenadas determinadas que nos da el jugador. Pueden ser cajitas, botes de negativos de fotos y hasta fiambreras. Los más básicos y tradicionales contienen un libro de registro donde debes apuntar tu nombre de usuario y la fecha del hallazgo al encontrarlo. Te explicamos nuestra experiencia paso a paso. Y no, este post no está patrocinado. Simplemente, nos divertimos jugando durante los días que pasamos en Cannes.

Primero, consultamos los cachés disponibles online. Encontramos que había varios escondidos en la famosa ruta de los murales dedicados al cine en las medianeras de la ciudad. Las coordenadas en Google Maps y las fotos de la galería (que otros jugadores suben al descurbrir los cachés) nos mostraban el mural Le 7e Art. La descripción del caché indicaba que era una cajita estrecha y magnética. Y se recomendaba discreción por ser un lugar de paso y para no llamar la atención de la joyería situada en la esquina. Lo encontramos detrás de una barandilla. Y nos sentimos como 007 en misión secreta.

En otra ubicación, un tal Steven Spielberg (sic) había escondido varios cachés. Estaban en el Paseo de las Estrellas, al lado del recinto ferial. Eran de otro tipo, porque se utilizan dos o más ubicaciones y pistas que te conducen de uno a otro. Encontramos el multi-caché justo a los pies de Luke Skywalker 🙂

Ya de vuelta en Barcelona, registramos nuestros hallazgos online. Pero esto sólo es el principio de una larga partida. Hay muchos tipos de cachés y aún nos quedan unos cuantos por encontrar. A seguir buscando.

Cachés en Barcelona

Cachés en Barcelona