Los pelirrojos se rebelan. Lo confirman el artículo de SModa y el éxito de la revista MC1R. Además, son tendencia. Solo hay que ver al primer novio imaginario de Riley en “Del revés”. En realidad, siempre han estado ahí marcando la diferencia: pecosa, pecosa, coreábamos a una niña del colegio solo porque nos parecía diferente. Si echamos la vista atrás, no estaba sola. Muchos de los héroes inventados eran y siguen siendo pelirrojos.

Si pensamos en pelirrojos, una de las primeras imágenes que nos viene a la mente son las trenzas de Pippi Långstrump. El personaje creado por Astrid Lindgren quizá ya peina canas, ha pasado los 70. Pero la Calzaslargas siempre será  la niña más fuerte del mundo, rebelde e imaginativa. Es hija de un pirata y vive sola con su caballo y su mono en Villa Kunterbunt. Como sus fans incondicionales, nos imaginamos paseando por la réplica de su casa en el museo Junibacken de Estocolmo.

Sus aventuras publicadas en un solo volumen por Blackie Books

Sus aventuras publicadas por Blackie Books

No muy lejos de allí, en la ciudad finlandesa de Tempere está el Museo del Valle de Los Moomin. Allí se pueden ver algunas de las ilustraciones originales de Tove Jansson. Entre ellas, se encuentra la iracunda de pelo rojo Little My. Esta fiericilla indomable, que todavía da mucha guerra en Pinterest, no tiene pelos en la lengua. Como Pippi, el personaje de Tove Jansson también vive sin la supervisión de adultos de travesura en travesura.

Pegatinas de Little My en  moomin.com

Little My en moomin.com

Algo más dócil y también más joven es Teo. El pelirrojo barcelonés se pasea desde 1977 en todo tipo de transportes y a lugares muy variados. Cerca ya de la cuarentena y tras un lifting en 1996, el chico del peto permanente ha dado la vuelta al mundo con sus libros.

Para conocer mejor a Teo, consultar teo.es

Teo tiene su propia web: teo.es

Otro viajero, aunque le dobla la edad, es Tintín. Nacido de padre belga en un periodo histórico convulso, se ha cuestionado tanto su ideología como su orientación sexual. Nuestra mayor duda es el color de su cabello, que cambia según el volumen. Los pelirrojos lo tienen claro y lo suman al club. La siguiente mayor incógnita sería: ¿por qué si es periodista nunca ha escrito nada?

Imagen de  Lorne Campbell - Guzelian de Tintín en el Congo

Imagen de Lorne Campbell – Guzelian de Tintín en el Congo

Algo menos nómada es Wilma, instalada en nuestras pantallas desde el lejano 1966. Se ocupa de sus labores con unos electrodomésticos antediluvianos. La cháchara con su vecina Betty es una de sus aficiones mientras espera que el prehistórico de su marido llegue de la cantera sin llaves. La pequeña Pebbles ha heredado el tono rojizo de la señora Picapiedra.

Si Pedro Picapiedra hubiera visto actuar a Jessica Rabbit en el Club Tinta y Pintura, seguro que hubiera soltado un “Yabba Dabba Dooooooo”. Probablemente, la mujer de Roger Rabbit se hubiera reído ante semejante paleto de la Edad de Piedra.

 Jessica Rabbit en ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Jessica Rabbit en ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Una versión más cercana a la ama de casa que a la femme fatale es Maude Flanders. Esta devota, culta y pilar de su comunidad fue la fantasía de Homer Simpson por un tiempo. ¿Sería por el color de su cabello? Sea como fuere, falleció en accidente para desconsuelo de Ned, el vecinillo.

Los Weasley tampoco dejan indiferentes a nadie. Esta familia de pelirrojos vive en La Madriguera. A pesar de estar muy mal vistos por los magos tradicionalistas por considerarlos “traidores de la sangre”, los hermanos Weasley fueron aceptados en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Ron es el mejor amigo de Harry Potter y el encargado de enseñarle a jugar al quidditch y al ajedrez mágico. Una buena forma de acabar con las supersticiones.

En el universo Disney tampoco faltan los héroes de roja cabellera. La prolija factoría cuenta en sus filas con personajes como Peter Pan, Ariel, Mérida o Hércules. Quizá nos olvidemos alguno, pero no parecen demasiado para los creadores de princesas en producción constante desde 1923.

Con Disney a favor o no, los pelirrojos están hoy más en auge que nunca. Pero cualquier diferencia, aunque se trate de un simple cabello, puede encontrar detractores. Jep Cabestany, a través del programa “La competència” de Rac1, hace gala de ello. Desde las ondas, proclaman su manía a los “petirrojos” sin que se les mueva un pelo.

 

Todos los prefieren pelirrojos | Tuit de Jep Cabestany, La competència RAC1 | Handmade Press

¡A compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+share on TumblrEmail to someonePin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *